Facebook Twitter Google +1     Admin

llorada y carbajedo


http://llorada.blogia.com
Reseñas y Semblanzas Cabijeras

Temas

Enlaces


Se muestran los artículos pertenecientes al tema Repique de campanas.



Repique de campanas (carbajedo)

20070410203924-argovejo-desde-el-ribero.jpg

 

     Para la Misa diaria, porque Don Lucas celebraba Misa diaria, solo se tocaba una campana repetidamente con una cadena que desde el badajo bajaba hasta el coro de la Iglesia. Pero para la Misa de las fiestas se tocaba "por alto" y era un auténtico recital de música. El mozo subía al campanario a tocar casi siempre seguido de algún chiquillo. Aseguraba con la mano derecha la correa que colgaba del badajo de la campana mayor que sonaba "Tanm" y luego asía la cadena que partía del homónimo de la de "Tinn". ¿O la cadena partía de la de Tan?... También digo "aseguraba" porque era así: primero cogía la correa o cadena y la palpaba un poco, luego la aseguraba con delicadeza y soltura, no de forma brusca ni agarrotada, incluso a Fidel le sobraban los meñiques que acariciaban dichos colgantes por detrás y sobresalían un poco a modo de antenas receptoras del sonido, las asía con los otros cuatro dedos de cada mano.

     Cada mozo tenía su estilo que eran mínimas variantes del pentagrama original. Como norma general era el tiempo musical el que daba la característica del solista. Uno acentuaba los silencios, otro se alargaba con su campana preferida, otro se dormía en el repique final, en fin, otro nos hacía sufrir alargando infinitamente el "tin" o el "tan" del medio y otro siempre era más ligero como Mili el de Miliano. Cada domingo, al tañido de campanas sabíamos que mozo estaba tocando, mejor dicho, había especulaciones, pero alguna persona siempre acertaba. El tiempo justo lo daba Fidel siempre que tocaba y había otro u otros dos rapazones que se le acercaban y era difícil identificarlos por su repique.

      A los chicos tampoco nos dejaba subir al campanario cualquiera. Yo le estoy muy agradecido sobre todo a los de Miliano 1 y Teresa, Pedro y Mili y a Ángel el de Avelino y Patro que quizá por ser los más jovenes nos querían más. Cuando  otros mozos no nos dejaban, dependiendo de las pulgas de quien tocase, pues subíamos empezado el toque, momento en el que no nos podían hacer nada. Unos lo consentían ensimismados en su tarea y otros hacían gestos con la cabeza y muecas con los músculos de su faz que nos dejaban bien claro lo que pasaría cuando terminase; incluso alguna vez y alguno terminó antes de lo acostumbrado para corrernos.

     También vi tocar muchas veces a Lalo, Miguel, Carlos, Juan y a unos cuantos más.

... No, no. Para las personas mal pensadas, no tienen por que ser estos los de las muecas.

            Se empezaba tocando las dos campanas a la vez tres veces, se continuaba con una alternancia de las dos otra vez en secuencia de tres y luego se tocaba una sola empezando con la campana de la derecha: - tan, tan , tan, ...        

     Este era el momento peor, para el que tocaba y para todo el vecindario. Estos últimos quedaban un rato más o menos largo en suspenso, sin respiración, hasta oír el son de "Tin" y el que tocaba, sabiendo esto, tenía la responsabilidad de que ninguna persona del pueblo sufriese en demasía por falta de aliento. Esto pasaba tres veces con la "Tanm" y otras tres veces con la "Tin". Aquí era fácil de identificar al mozo que las tocaba porque se reflejaba su carácter como ya he dicho. 

     No son divagaciones, ni conjeturas, ni invenciones. Muchas veces oí decir: "¿Quién será el que toca hoy?" o "¡Qué mal lo hace... !" Y comentarios de ese estilo.

     Finalmente era una sucesión de repique de una campana a continuación de otra un tiempo determinado hasta decaer un poco el sonido y alargarse el tiempo musical en tres o cuatro repiques, que hacían de intermedio, para volver a la cadencia original de esta cuarta parte durante el mismo tiempo que duró hasta el intermedio.

     Terminada la parte anterior, después de unos dos segundos, se acababa con tres toques de la Tanm.

     A la media hora el monaguillo tocaba "las tres" tirando de la cadena del coro

     Las notas musicales están en el corazón de todo amante de Argovejo y la letra de la partitura que muchas veces me viene al recuerdo trayendo campanas, campanario, mozo, niños, gente y cura es la siguiente:

Tliamnn, tliamnn, tliamnn.

 

Tan, tin, tan, tin, tliamnn.

Tan, tin, tan, tin, tliamnn.

Tan, tin, tan, tin, tliamnn.

 

Tanm, tan, tan, tan, ta, ta, ta, ta, nnn, ta, ta, ta, nnn..., ...,

ta, ta, nnn, tin. Ta, ta, ta, nnn, ta, ta, ta, nnn, ..., ...,

ta, ta, nnn, tin. Ta, ta, ta, nnn, ta, ta, ta, nnn, ..., ..., tin,

tin, tin, tin, tin, ti, ti, ti, ti, nnn, ti, ti, ti, nnn..., ...,

ti, ti, nnn, tan. Ti, ti, ti, nnn, ti, ti, ti, nnn, ..., ...,

ti, ti, nnn, tan. Ti, ti, ti, nnn, ti, ti, ti, nnn, ..., ..., tan

 

tin, tan, tin, tan, tin, tan, ...,  ...,

tin, tan, tin, tan ..., ti, ta, ti, ta, nnn ..., Tinnn, Tanmm, Tinnn, Tanmm, ti, ta, ti, ta ..., tin, tan, tin, tan.

 

Tanm, Tanm, Tanm.

 

 

(1) Emiliano

10/04/2007 20:39 llorada #. Repique de campanas No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris